0

Los Mejores Líderes Cuidan al Máximo su Bienestar

Tomado de https://www.linkedin.com/pulse/los-mejores-l%25C3%25ADderes-cuidan-al-m%25C3%25A1ximo-su-bienestar-ure%25C3%25B1a-amieva/?trackingId=NGv1Ay7wkPCeHRPokMtdLg%3D%3D

 

Los mejores líderes se cuidan más que la mayoría porque saben que tienen una responsabilidad extraordinaria, su perspectiva les permite reconocer el valioso aporte que hacen a sus empresas y que más vale la calidad que la cantidad. De nada le va a servir a nadie que el líder llegue agotado, distraído, alterado o de malas. Usualmente los equipos no responden bien a ese tipo de personas, al contrario, dejan de confiar y no siguen con apertura ese tipo de liderazgo.

Es paradójico entonces que los mandos medios, o líderes que están aspirando a llegar más arriba en la organización, usualmente están tan inmersos en esta carrera, que dejan de cuidarse de forma óptima y al contrario, se desgastan a un grado que no les permite desarrollar al máximo su potencial. Si tú te encuentras en esa búsqueda de mayor responsabilidad y un mejor puesto dentro de tu empresa, es un buen momento de que te detengas para realmente cuestionar cómo te quieres ver cuando llegues a ese puesto.

Hay muchas dimensiones de bienestar y necesitas una gran perspectiva para que entonces puedas crear micro-cambios en tu vida que permitan ayudarte a lograr tus metas con mayor bienestar y lograr resultados extraordinarios, que realmente se componen de pequeñas acciones que se van sumando y multiplicando unas a otras.

Esa conversación honesta y llena de responsabilidad contigo mismo es fundamental para generar los hábitos de los ejecutivos de alto rendimiento que llevan a las empresas a alturas insospechadas.

El auto-cuidado comienza por la conciencia, y debe incluir al menos estas dimensiones:

Físico: Tu cuerpo necesita los nutrientes, el estiramiento, el ejercicio y el sueño necesarios para rendir adecuadamente.

Mental: No sólo se trata de aprender siempre, de tener esa genética de desarrollo constante, sino que también se trata de llevar hábitos totales de meditación, de comunicación interna, que permitan la creación constante. La mente necesita calma y momentos de flujo creativo. Descanso, concentración, descarga y diversidad son la clave para el bienestar mental.

Emocional: El hecho aquí es que realmente no podemos separar lo que nos pasa, no podemos compartimentar nuestras emociones a menos que lo hagamos a un alto costo anímico, y eso siempre atenta contra nuestra propia salud. Comprende que es necesario tener esas conversaciones con los seres que están causando más problemas en tu vida, y que lo que pasa en el trabajo también se vale comunicarlo en casa para que los que amas no sufran las consecuencias y crean que son ellos los que causan tu malestar.

Financiera: Es necesario que te pienses en futuro y que generes el ahorro y la inversión necesarias. Si hoy estás viviendo una vida que no te gusta y te cuesta caro, para impresionar a gente a la que no le importas, realmente tienes que detenerte y pensar cómo quieres estar viviendo en 10, 20 o 30 años y empezar a dar los pasos necesarios para lograrlo.

Laboral: Aquí se junta todo lo que hemos hablado hasta ahora, pues además del considerable tiempo que pasamos en nuestros lugares de trabajo, necesitamos que todas las dimensiones de bienestar se manifiestan aquí. No se vale cuidarse sólo afuera y comer frituras en el trabajo, tanto literal como figurado. Aquí también está el exigir que se cumplan las normas de bienestar y aprender a ponerte límites para no pasar sobre tu propia salud.

Ambiental: Si te cuidas adentro puedes cuidarte mejor afuera. Si haces tu trabajo para lograr mayor bienestar en tu mente, cuerpo y emociones, entonces es momento de mirar afuera y darte cuenta del impacto que hace tu paso por el mundo. A todos los beneficia que hagamos nuestra parte.

El bienestar es un camino, siempre crece y siempre puedes más, es necesario que te preguntes ya hasta dónde quieres llegar y comienza con un paso pequeño hoy.